5 replies »

  1. Gracias por este artículo. He estado pensando hace tiempo en predicar la parte negativa de las redes sociales y de muchos “ministerios” desvinculados de la iglesia local.
    Muchos de tus escritos los guardo para leerlos despúes con calma. Este lo leí ya, ppero igual lo guardaré para futura referencia.
    Gracias por tu trabajo y ministerio, nuestro Buen Dios te siga guiando.

    Arxa

    Me gusta

  2. Hermano, si bien es cierto que ministerios web necesitan filtro y control (Aunque considero que es mas lo bueno que lo malo), no veo en tu análisis como atacar avance de incredulidad en Europa Poscristiana y en mundo entero, sin mujeres que como Priscila, Samarita, Elisabeth Elliot, Nancy Pearcey aporten al avance del evangelio, con sus dones de enseñanza y maestra, que desde mi punto de vista (también punto de vista de Craig Keener, NT Wright, Josh McDowell, etc) tambien pueden enseñar a los hombres, con un analisis contextual gramatical cultural sólido y teniendo en cuenta la necesidad de cumplir la Gran Comisión, ante la hostilidad del feminismo y machismo. No olvidemos que todos nos sometemos a Cristo, sin jerarquia, lo cual tiene fines funcionales no divisivos y no olvidemos que la meta es cumplir la Gran Comisión, con las herramientas que Dios da y en el Triage Teologico, es mas importante transmitir el evangelio de Cristo, el Dios trino, la Infalibilidad de la Biblia; en vez de esta discusión que considero sería de segundo y tercer nivel. Bendiciones.

    Me gusta

    • Gracias por su comentario. Hay varios puntos que son necesarios distinguir. El articulo se relaciona con la relación entre el oficio y la función, en relación a un ministerio de enseñanza ordinario. Priscila enseñaba junto a su esposo, Aquila, si bien ella era mas capaz que el. Elisabeth Elioth fue misionera junto a su esposo, y llevo a cabo un ministerio de escritura bajo el liderazgo de ancianos de su iglesia local, Nancy Pearce, hasta donde se, desarrolla un ministerio de teologia publica relacionada con la interacción apologética del cristianismo y sociedad, etc. Creo que es necesario hacer distinciones. No debe de negarse de ninguna manera el hecho de la necesidad de maestras que puedan enseñar la Palabra en diferentes plataformas, pero es diferente la predicacion asociada a la administración de los medios de gracia, de manera ordinaria y regular, separado del oficio (autentificado por la comisión y ordenación de la iglesia local) del ejercicio de la función. N.T Wright es egalitarianista por eso no tiene problemas con mujeres pastoras, etc. Por eso en el articulo menciono que el análisis es desde una postura complementarianista. Mas aun, el articulo no niega la posibilidad de dichos ministerios, sino su carácter extraordinario (poco frecuente), en lugar de ordinario. Saludos,

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .