Ballor, Jordan

Reviviendo la ley natural protestante

Hace aproximadamente una década y media, un estudio pionero revigorizó el pensamiento moral protestante. Es hora de apreciar y aplicar de nuevo estas verdades eternas.

La célebre exposición del libro de Romanos de Karl Barth, de 1922, fue caracterizada en su día como una «bomba en el patio de los teólogos». La salva de Barth abrió una nueva era de fideísmo protestante. Condujo a un siglo de debate teológico crítico, controversia y revalorización. Luego, hace poco más de quince años, se lanzó otra importante ráfaga, esta vez contra el período de «hegemonía barthiana» en el pensamiento protestante.

El libro de Stephen J. Grabill Redescubriendo la ley natural en la ética teológica reformada apareció en 2006 y ayudó a abrir una nueva era en la reflexión moral protestante: reformada, luterana y evangélica. El libro de Grabill ofreció una corrección de rumbo crucial para la teología protestante. El libro respondía a una era de fideísmo evangélico que Barth había ayudado a introducir. En su propio contexto, Barth se oponía a las tendencias teológicas secularizadoras y liberales de finales del siglo XIX. Pero este proyecto barthiano coincidió con una acelerada enervación y balcanización del pensamiento social protestante. La pérdida de la ley natural como realidad unificadora en todas las comuniones cristianas llevó a que la ética protestante se desarrollara a lo largo de líneas más estrechas e idiosincrásicas en el siglo XX.

En 1934, Barth caracterizó la teología natural y las doctrinas asociadas como anticristianas, englobando a los católicos romanos, los neoprotestantes y el partido cristiano alemán. «En la Iglesia nos preocupa la verdad, y hoy en día con una urgencia como probablemente no ha habido en siglos», advirtió Barth. «Y no se puede jugar con la verdad». Pero en su ferviente y radical rechazo de la teología natural, Barth socavó en realidad la causa de la verdad. Sin quererlo, hundió aún más la reflexión protestante sobre la naturaleza de Dios y las exigencias morales del ser humano.

El proyecto de Grabill se opone directamente a la concepción de Barth sobre la revelación natural, la ley natural y la teología natural. La obra de Grabill, sin embargo, no es simplemente un argumento sobre el curso de la teología y el pensamiento social protestantes del siglo XX. Más bien, el libro de Grabill puede verse como uno de los buenos frutos nacidos de una revisión histórica más amplia relativa a la Reforma, con importantes implicaciones para la teología y la ética protestantes contemporáneas.

La pérdida de la ley natural como realidad unificadora en todas las comuniones cristianas llevó a que la ética protestante se desarrollara a lo largo de líneas más estrechas e idiosincrásicas en el siglo XX.

Una revisión de la reflexión histórica y moral

Para comprender el marco más amplio del propio proyecto revisionista de Grabill, debemos recurrir a la magistral obra histórica de Richard A. Muller, en particular su Dogmática reformada de la posreforma en cuatro volúmenes (así como sus muchos otros libros, entre ellos The Unaccommodated Calvin y After Calvin). Estos textos allanaron el camino para una aproximación a la época de la Reforma más matizada, responsable y, en última instancia, fructífera que la que se había ofrecido en las generaciones anteriores. La obra de Muller hace hincapié en las continuidades y discontinuidades entre las distintas épocas, pasando por el período medieval tardío, la Reforma y las generaciones posteriores, hasta el declive de la ortodoxia a finales del siglo XVIII.

Grabill se basa en gran medida en las ideas de Muller sobre el modo en que los reformadores examinaron la teología medieval y abrazaron la catolicidad. Muller escribe en Dogmática reformada de la posreforma:

Donde los reformadores pintaron con una brocha ancha, sus sucesores ortodoxos y escolásticos se esforzaron por completar los detalles del cuadro. Mientras que los reformadores intentaron distanciarse y alejar su teología de los elementos problemáticos del pensamiento medieval y, al mismo tiempo, seguir siendo católicos en el sentido más amplio del término, los ortodoxos protestantes intentaron establecer sistemáticamente el carácter normativo y católico del protestantismo institucionalizado, a veces mediante el uso explícito de aquellos elementos de la teología patrística y medieval que no estaban en desacuerdo con las enseñanzas de la Reforma.

Según Muller, el objetivo de las primeras generaciones de reformadores, como Lutero y Calvino, era reformar la Iglesia en su dimensión universal y católica, distinguiendo los elementos esenciales que debían conservarse de los añadidos que debían reformarse o descartarse. Sus sucesores trataron de llevar ese impulso a un contexto diferente. Una vez iniciadas las reformas iniciales, las realidades políticas y sociales de la confesionalización y el conflicto definieron a la siguiente generación de reformadores. Esta nueva situación significaba que las doctrinas y prácticas de los reformadores debían ser institucionalizadas y codificadas. La tarea de iniciar un movimiento de reforma es diferente de la tarea de sostenerlo y desarrollarlo; apreciar esta diferencia puede ayudar a corregir un enfoque antiguo que enfatiza una disyunción radical entre los primeros reformadores, incluido Calvino, y los sucesores reformados.

La obra de Muller también explora otros desarrollos teológicos de la época de la Reforma. Sus estudios abordan no sólo las doctrinas católicas romanas que los reformadores impugnaron, sino también aquellas doctrinas que eran comunes y católicas y que compartían con la Iglesia romana. Muller escribe:

La Reforma atacó un espectro limitado de abusos doctrinales y prácticos con la intención de reafirmar los valores de la iglesia católica histórica. . . . La reforma de doctrinas individuales, como la justificación y los sacramentos, se produjo dentro de los límites de un sistema tradicional, ortodoxo y católico que, a gran escala, permaneció sustancialmente inalterado.

Cuando los esfuerzos de reforma que habían comenzado en el seno de la Iglesia Católica Romana dieron lugar a continuas divisiones políticas y eclesiales, las generaciones posteriores de teólogos protestantes comenzaron a desarrollar sistemas de teología y planes de estudio más amplios, detallados y sólidos.

Redescubriendo la ley natural

Un tema doctrinal que los reformadores consideraban «católico» y, por tanto, digno de ser preservado, era la ley natural. La obra de Grabill investiga la importancia de la ley natural en los periodos de la Reforma y la posreforma. Grabill intenta mostrar «que algunas de las voces más formativas de la tradición reformada enseñaron que las disminuidas facultades naturales del ser humano aún funcionan lo suficiente como para revelar los preceptos generales de la ley moral natural».

Una de las correcciones más significativas que Grabill ofrece a los relatos habituales de la Reforma es la de aclarar el legado de la ley natural procedente de la Edad Media tardía y de la Reforma. Si la ley natural fue realmente una herencia medieval común que los primeros reformadores aceptaron, entonces podríamos esperar que los contornos y la diversidad de la enseñanza de la ley natural en la Edad Media se trasladaran igualmente al siglo XVI. Como demuestra Grabill, esto es precisamente lo que encontramos.

Sólo después del trabajo de Grabill se puede empezar a argumentar de forma plausible un renacimiento de la ley natural en la teología protestante contemporánea.

Las disputas que se originan entre dominicos y franciscanos, nominalistas y realistas, voluntaristas e intelectualistas y otros partidarios de la ley natural llegan al pensamiento reformado de forma dinámica, diversa y ecléctica. Hay, como señala Grabill, diferentes y diversos tipos de pensamiento de ley natural en la época medieval. Por ejemplo, no hay una simple dicotomía entre el realismo tomista, por un lado, y el nominalismo escotista (u ockhamista), por otro. Y tampoco hay una simple identificación entre nominalismo y voluntarismo. El mero hecho de que Juan Duns Escoto fuera un realista y no un nominalista complica útilmente el relato histórico.

La complejidad y diversidad del pensamiento tardomedieval sobre la ley natural se traduce en el pensamiento de la Reforma, que a su vez no es ciertamente unívoco ni uniforme. Redescubriendo la ley natural explora a los teólogos protestantes a lo largo de los siglos XVI y XVII, mostrando tanto la afirmación generalizada de un tipo de enseñanza de la ley natural en el pensamiento reformado como la diversidad de expresión, contextualización y aplicación.

El estudio de Grabill demuestra de forma concluyente que «el ala reformada de la Reforma magisterial heredó la tradición del derecho natural como un legado no controversial de la escolástica medieval tardía». El estudio de Grabill fue el primer libro que presentó este argumento y lo hizo con un nivel muy elevado de erudición y detalle. Sólo después de la obra de Grabill se pudo empezar a argumentar de forma plausible a favor de un renacimiento de la ley natural en la teología protestante contemporánea.

Una nueva era para la ley natural

A raíz del libro de Grabill, ha florecido una nueva era de compromiso protestante con la tradición de la ley natural (entendida en sentido amplio). Dos años después apareció Retrieving the Natural Law [Recuperando la ley natural], de J. Daryl Charles, en el que se aborda la importancia de la ley natural para la ética protestante. La obra de David VanDrunen amplió el debate, abordando la Biblia y los desarrollos posteriores de la historia intelectual y teológica a partir del siglo XVIII. Los pensadores protestantes también han reevaluado a Tomás de Aquino, con implicaciones para la ética de la virtud, así como para la ley natural. Tanto los luteranos como los reformados han comenzado a lidiar de nuevo con el legado de la ley natural de las épocas de la Reforma y la posreforma.

El propio Grabill inició una serie de trabajos de traducción que incluían fuentes primarias significativas en el pensamiento ético protestante (incluidas las obras de Wolfgang Musculus, Johannes Althusius, Jerome Zanchi, Franciscus Junius y Matthew Hale), y que continúa en una segunda serie. Otras obras de traducción de importantes y más recientes teólogos reformados, en particular Abraham Kuyper y Herman Bavinck, son significativas para evaluar la relación entre el protestantismo y la ley natural. También siguen apareciendo estudios más especializados. David Sytsma y Manfred Svensson, por ejemplo, documentan y exploran el modo en que la filosofía y la teología moral de la Reforma y la posreforma recibieron la filosofía antigua y clásica, en particular la Ética Nicomaquea de Aristóteles.

Lamentablemente, en la literatura académica siguen apareciendo representaciones simplistas, polemizadas o reduccionistas de la relación entre el protestantismo y la ley natural. Mucho después de la aparición del libro de Grabill, por ejemplo, el historiador Brad Gregory afirmó que los reformadores protestantes negaban que «el ejercicio libre y racional de las virtudes en busca del bien», una dimensión crucial de la ley natural, tuviera «cabida en la disciplina de las pasiones y en la reorientación de los deseos humanos no tutelados».

El efecto polémico o popular de estas narraciones hace probable que sigan apareciendo. La prominencia de la ley de Brandolini significa que ninguna corrección, sofisticación o revisión académica disipará todas esas caricaturas. Pero la excelente erudición, incluida la de Grabill, ha hecho que esas dudosas narraciones queden, como dice el apóstol Pablo en otro contexto, «sin excusa».

Los cristianos de todas las épocas y lugares deben luchar y articular de nuevo cómo es la actividad cristiana responsable en cada época y en cada lugar.

El legado inacabado de la Reforma Protestante

Grabill ha descrito el desarrollo de un cuerpo coherente de pensamiento social protestante como el legado inacabado de la Reforma. La dificultad de tal tarea es significativa, y su libro publicado en 2006 fue sólo la primera parte de un proyecto más amplio de desarrollo histórico y doctrinal.

Cualquiera que sea el aspecto de un cuerpo revitalizado del pensamiento social protestante, será característicamente diferente para cada tradición. Los wesleyanos compartirán elementos en común con los reformados, al tiempo que se diferenciarán de ellos en algunas áreas tanto de fondo como de estilo. Del mismo modo, los reformados tendrán elementos comunes y distintos de los luteranos. Y la enseñanza social de los protestantes diferirá de la de los católicos romanos y los ortodoxos en el género y la autoridad de los recursos. La apreciación de esta diversidad debería reforzar los esfuerzos por utilizar las tradiciones de la ley natural para encontrar un terreno común.

Pero en otro sentido, la labor de reconocer y aplicar las ideas históricas de la Reforma sobre la ley natural será siempre un trabajo inacabado e incompleto a este lado del eschaton. Los cristianos de todas las épocas y lugares deben luchar y articular de nuevo cómo es la acción cristiana responsable en cada época y lugar. Cada generación tendrá que redescubrir la ley natural bien entendida. Poco más de una década y media después, Redescubriendo la ley natural sigue siendo una ayuda indispensable en este empeño cristiano.

Sobre el autor

Jordan J. Ballor

El Dr. Jordan J. Ballor es director de investigación del Center for Religion, Culture & Democracy, una iniciativa del First Liberty Institute. También es editor ejecutivo del Journal of Religion, Culture & Democracy, y director asociado del Henry Institute for the Study of Christianity & Politics de la Universidad Calvin y del Junius Institute for Digital Reformation Research del Calvin Theological Seminary.

Publicado el 17 de enero del 2022. Primero en: https://www.thepublicdiscourse.com/2022/01/79936/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.