Historia del Puritanismo Ingles.

En los siguientes artículos quisiera presentar, de manera simple y sencilla, algo de la historia del Puritanismo Ingles. Los artículos no tienen como objetivo ser ensayos, sino artículos. Es decir, que, aunque el nivel de estos será académico, el formato no lo será. Por lo cual dejare las citas al pie de pagina al mínimo y usare un estilo casual en lugar de formal como se usaría en un ensayo académico. Para saber mas del Puritanismo Ingles, puede adquirir el libro: “John Owen y el Puritanismo Ingles: Historia y Metodologia”.

Capitulo 01: La Reforma Inglesa.

Para entender a los Puritanos debemos entender el contexto en el cual estos vivieron. Por lo cual entender aquel periodo de la historia que se conoce como “La Reforma Inglesa”, es crucial para nuestros propósitos. Al momento de estudiar la Reforma Inglesa debemos tener dos puntos en mente:

  1. La Reforma Inglesa debe entenderse dentro del contexto y a la luz de las demás reformas eclesiásticas que tuvieron lugar en Europa en el siglo XVI.
  2. La Reforma Inglesa no debe confundirse con la Reforma Escocesa, pues en el siglo XVI Inglaterra y Escocia eran dos naciones muy diferentes y aun no se habían unido en aquello que en futuro llegaría a ser Reino Unido.

El Contexto de la Reforma Inglesa: Las Reformas Europeas.

El primer punto que debemos tener en cuenta al momento de estudiar las reformas europeas se encuentra en comprender a cabalidad la palabra misma que se encuentra en el titulo, es decir “reformas” en plural, en lugar de “reforma” en singular. Las Reformas Europeas fueron un conjunto de reformas, en países diferentes, contextos diferentes, lideres diferentes, énfasis teológicos diferentes, y por supuesto, causas y consecuencias diferentes. Si bien es cierto que todas estas están relacionadas entre si, no solo es en el mejor de los casos reduccionista, y en el peor tendencioso, reducir la Reforma a Alemania y a Martin Lutero. Sin embargo, hay dos puntos claves en la historia del desarrollo de las reformas Europeas los mismos que nos sirven como un trasfondo general de las mismas y que jugaran un papel fundamental en la historia de la Reforma Inglesa: Erasmo de Rotterdam (1466-1536) y Martin Lutero (1483-1546).

El Nuevo Testamento de Erasmo de Rotterdam (1466-1536).

Sin duda, Erasmo fue el mas grande erudito de su tiempo. Un año antes de que Lutero clavara las 95 Tesis, Erasmo publico una revisión del Nuevo Testamento Griego en 1516. Esta es quizá la mas grande obra de criticismo textual del siglo XVI, aunque si bien es cierto la disciplina misma no se inicio oficialmente sino hasta el siglo XVIII.

Ahora bien, es difícil describir la importancia del texto critico griego de Erasmo. En el mismo no solo se encontraba una revisión completa del texto original, sino que el mismo fue publicado con el texto latino al lado del texto griego.[1] Lo revolucionario de Erasmo fue que no uso la traducción oficial de la Iglesia Católica Romana en Latín, la Vulgata Latina, sino que hizo su propia traducción al Latín, del texto Griego critico que acabada de editar. Esto tuvo repercusiones enormes como veremos a continuación.

Ahora bien, Erasmo, quizá al igual que Lutero, no tenia la intención de causar una revolución dentro de la Iglesia Católica Romana, sino que mas bien su intención era invitar al debate académico. Incluso dedico su obra al Papa, quien a su vez respaldo y devolvió el saludo de Erasmo. Quizá el lector para este momento ya sospeche que es lo que ocurrió a continuación: La traducción latina de Erasmo difería de la traducción autorizada en Latín, la Vulgata Latina, en algunos puntos que eran cardinales para la interpretación teológica. Debemos recordar un punto importante, que si bien es cierto que durante la era medieval se produjeron textos teológicos de un calibre sin parangón, como la Suma Teológica de Tomas de Aquino (1225-1274), así como comentarios al texto bíblico, como por ejemplo la Catena Aurea, los mismos tenían como base el texto latino de las Escrituras, es decir, la Vulgata Latina. Esto hacia que las interpretaciones teológicas estuvieran, consciente o inconscientemente, sesgadas por la traducción del texto bíblico al Latín.

¿Hacer penitencia o cambiar de mente?

Déjenme darles un ejemplo de lo que me refiero, para esto tomare el ejemplo clásico de la traducción de la palabra arrepentimiento. Vean, Mateo 4:17.

  • Mateo 4:17 Desde entonces Jesús comenzó a predicar: “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado.” (NBHL)
  • Mateo 4:17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos,porque el reino de los cielos se ha acercado. (RVR60)
  • Mateo 4:17 Ἀπὸ τότε ἤρξατο ὁ Ἰησοῦς κηρύσσειν καὶ λέγειν· μετανοεῖτε· ἤγγικεν γὰρ ἡ βασιλεία τῶν οὐρανῶν.(NA28)
  • Mateo 4:17 Exinde cœpit Jesus prædicare, et dicere: Pœnitentiam agite: appropinquavit enim regnum cælorum. (Vulg.)

Ahora bien, la Vulgata Latina traduce la palabra “Arrepentíos” como “Pœnitentiam agite”, o, “Hacer Penitencia”. Cuando alguien leía la frase “hacer penitencia”, la misma tenia todo un bagaje y trasfondo teológico medieval, en el cual la misma se entendiera como hacer ciertos ritos previamente establecidos por la Iglesia a fin de poder obtener gracia para lidiar el pecado. Erasmus en su traducción al latin llamada “Novum Instrumentum omne”lo traduce como “poeniteat uos”[2] es decir “ser penitente”, o “cambio de mente”. Entonces si la traducción de Erasmo era correcta, el Señor no se estaba refiriendo a hacer una serie de ritos de penitencia, sino que por el contrario estaba instando a sus discípulos a un cambio o renuevo de mente.

Esta interpretación es radicalmente diferente a la de la Iglesia Católica Romana, en un punto de vital importancia para todo el esquema sacramentalista de la misma. De esta manera, la Nuevo Testamento de Erasmo abrió la puerta para una serie de interpretaciones del texto de las Escrituras que serian diferentes a la de la establecida por la Iglesia. El Nuevo Testamento de Erasmo fue la bomba de tiempo que mas adelante explotaría en las interpretaciones y énfasis teológicos de los varios reformadores del siglo XVI.

El interprete del Nuevo Testamento de Erasmo: Martin Lutero (1483-1546).

El segundo personaje que debemos tener en cuenta es Martin Lutero. Este es un punto de suma importancia, porque, en un sentido, no habría un Lutero sin un Erasmo, y por otro lado no habría Calvino sin un Lutero. Erasmo, por decirlo así, proveyó los materiales, el cemento y los ladrillos, con los que luego Lutero construiría el edificio de lo que llegarían a ser los pilares de la Fe Reformada, mientras que fue Calvino quien desarrollo la base puesta por Lutero en un rascacielos de proporciones colosales.

Mientras mas estudiaba el Nuevo Testamento de Erasmo, Lutero mas veía contradicciones con las enseñanzas de la Iglesia Católico Romana. Si es que el Papa tenia la autoridad final en toda controversia teológica, entonces no podía haber ningún tipo de avance teológico, pues el mismo implica la modificación de imprecisiones o errores teológicos previos. Mas aun, la autoridad del Papa estaba por sobre la Escritura, y en este caso, por sobre Dios mismo. Para Roma, la palabra del Papa siempre estaría por sobre la Palabra de Dios, y es en este sentido de que Lutero veía al Papa como al Anticristo, y a la Iglesia Católica Romana como la sinagoga de Satanás.

¿Infusión de Justicia o Imputación de Justicia?

Mientras mas estudiaba Lutero el Nuevo Testamento, mas pensaba en ¿qué es lo que Pablo quiso decir cuando hablaba del Evangelio?, ¿Qué significa Justificación? El entendimiento de Lutero de la Justificación al inicio de su carrera teológica era muy diferente de lo que seria luego. Al inicio de esta su concepto de Justificación era lo que se conoce como Infusión de Justicia, en lugar de Imputación de Justifica. Es decir, que la manera como Dios nos justifica es por infundir justificia a través del Espíritu en nuestro ser, y de esa manera progresiva y paulatinamente nos hacia mas justos. Si imputación de justicia es un acto instantáneo y forénsico (externo), la infusión de justicia es un desarrollo progresivo de infusión (interno).  El punto es que si la justificación es un proceso a través del cual Dios nos hace ms justos y de esta manera merecedores del cielo, entonces ¿Cómo puedo estar seguro de que he alcanzando dicho estado de justificación? ¿Cómo puedo estar seguro de que obtendré el cielo? ¿Cómo puedo tener la absoluta seguridad de que he obtenido suficiente justicia, es decir que soy lo suficientemente justo? Todas estas preguntas atormentaban a Lutero, hasta el punto en el que el mismo detestaba a Dios por ser demasiado rígido e inmisericorde en los requerimientos del cumplimiento de la Ley. Lutero sabia de que no era lo suficientemente justo como para merecer el cielo, y mientras mas lo pensaban, y mas se examinaba a si mismo, y mientras mas obras de justicia hacia, mas se daba cuenta de lo que lejos que estaba. Esto producía un efecto casi psicótico en Lutero de no ser lo suficientemente bueno para agradar a Dios. Fue el estudio de Romanos 1:17, que fue clave para el desarrollo del esquema justificatorio de Lutero.

Romanos 1:17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Fue en ese momento que llego a comprender que el justo era aquel vivía como consecuencia del don o regalo de Dios. Aquel que es justo, lo es a través de la Fe, y la obtención de la vida eterna es un regalo de Dios. La justicia de Dios es dada a nosotros instantáneamente a través de la Fe. Justificación ya no es un proceso en el cual Dios nos hace mas justos intrínsecamente, sino que es una declaración forénsica divina, en el cual el pecador es vestido con la justicia de Cristo, y es declarado justo delante de Dios. Este fue el mensaje que transformo por completo a Lutero. Fue tanto su sentir de haber descubierto algo total y radicalmente diferente a lo que la Iglesia enseñaba que tenia, por todos los medios posibles, que compartirlo a los demás. Lutero había redescubierto el Evangelio. El mensaje de Lutero se puede sintetizar en dos puntos principales: A. Las Escrituras son la autoridad final y no el Papa. B. El hombre es justificado por la fe en Cristo a través de una declaración divina. No por ningún merito en ellos mismos, sino por la gracia de Dios. Esta era la posición de Lutero para comienzos de 1520. Aquí dejamos Alemania y Europa continental y regresamos a Inglaterra. Esto lo veremos en nuestro articulo.

Conclusión.

En todo proceso de renuevo espiritual, Dios ha usado siempre las Escrituras, en un estudio serio dedicado de las mismas, en la mayoría de los casos en los idiomas originales. Tanto Lutero, como Erasmo y los demás reformadores estudiaban las Escrituras en los idiomas originales. Debe ser una meta y requisito para todos aquellos que enseñan las Escrituras regularmente conocer los idiomas originales Griego y Hebreo.

El Espíritu Santo obra a través del estudio de las Escrituras. Fue Lutero a través de su estudio intenso de Romanos en Griego que encontró la salvación en Cristo. Fue el Espíritu quien revelo a Cristo en las Escrituras a Lutero. Pero si Lutero nunca hubiera estudiado, nunca hubiera conocido al Cristo de las Escrituras. Muchos creyentes en Latinoamérica no solo tienen una visión deficiente del obrar del Espíritu, sino que en algunos casos es hasta diabólica. Es diabólica porque al equiparar “la letra mata y el Espíritu vivifica” con “no estudies las Escrituras”, no solo permanecen en un estado de perpetua inmadurez, sino que aun peor el Cristo de las Escrituras no te es revelado. En otras palabras, no conocen a Cristo. Aunque hablen de amar a Cristo, el Cristo que aman no es el Cristo bíblico. Que el Señor levante de nuestras naciones latinas Erasmos y Luteros, que estudien las Escrituras y guíen al Pueblo de Dios. Que el Señor te use a ti para esto.

Mas artículos sobre el tema aquí. 

Mas artículos del autor aqui.

Acerca del autor:
Daniel CaballeroDaniel Caballero nació en Lima, Perú. BSc.Universidad Nacional Agraria La Molina.BA, Seminario Teológico Bautista (Lima); Postgrado en Teología, The London Theological Seminary (Londres), ThM-Teologia Histórica., Westminster Theological Seminary (PA-USA). En la actualidad se encuentra cursando estudios doctorales en Inglaterra sobre Historia de Post-Reforma (siglo XVII y XVIII). Especialización en John Owen y Puritanismo ingles. Daniel ha escrito numerosos artículos sobre puritanismo, teología bíblica y cultura. Su campo de especialización es en estudios de la Reforma y Post-Reforma (Puritanismo). En la actualidad se encuentra cursando estudios doctorales en Inglaterra. Ha vivido por casi nueve años en Inglaterra, donde tuvo la oportunidad de profundizar estudios Teológicos. Es misionero enviado de Inglaterra para el servicio en desarrollo de educación teológica en Perú. Actualmente vive en Londres, Inglaterra. Tiene experiencia desde muy joven en educación teológica.

Notas:

[1]Vea aquí, el texto Griego de Erasmo al lado de la traducción al latín del texto critico de Erasmo. Es interesantísimo notar las diferencias del mismo en comparación con el texto de la Vulgata Latina. Ver aquí: http://www.bibles-online.net/1519/NewTestament/1-Matthew/

[2]https://www.originalbibles.com/erasmus-new-testament-1516-first-edition-greek-and-latin-pdf/