Contemporaneo

El púlpito de los pastores matones, por Michael Kruger

Este es el primero de una serie de articulos a publicarse en las próximas dos semanas sobre el tema del abuso de autoridad de parte de pastores y lideres eclesiásticos. En el cual pastores y lideres abusan su autoridad descalificándose asi del ministerio pastoral.

Scut Farkus, cuando se trata de matones de película, quizás sea uno de los más famosos. En la película clásica Un cuento de Navidad (1983), el pelirrojo Scut -que llevaba un gorro de piel de mapache y estaba flanqueado por su compañero de fechorías, Grover Dill- solía atormentar al joven Ralphie y a su hermano de camino a casa desde la escuela.

Scut Farkus, el «maton» de la pelicula «Un cuento de navidad»

La razón por la que esta película (y esta escena en particular) tuvo resonancia en el público es porque la gente se sintió identificada. Casi todo el mundo ha crecido conociendo a un matón en su escuela, alguien que intimidaba, amenazaba y dominaba a los demás niños.

De hecho, los acosadores forman parte de la experiencia humana. De hecho, son tan frecuentes que se podría hacer fácilmente una lista de matones famosos de las películas: Biff Tannen (Regreso al futuro), Johnny Lawrence (Karate Kid), Ace Merrill (Stand by Me) y Draco Malfoy (Harry Potter).

Pastores “matones” en iglesias evangélicas

Por supuesto, los bravucones no desaparecen cuando te gradúas del instituto. Siguen existiendo, aunque quizá de forma más sutil.

Y, quizás lo más triste, los matones están incluso en la iglesia. Aunque siempre hemos sabido que esto es así, la profundidad de este problema se ha hecho más y más evidente en los últimos años.

A principios de 2019, Sam Allberry llamó la atención sobre el problema: «¿Cómo acaban las iglesias con matones dominantes como pastores?»  Allí lamentaba que «se ha desarrollado una triste tendencia en los últimos años: Pastores que tienen que irse por hacer bullying».

A finales de 2019, Collin Hansen hizo eco de las preocupaciones de Allberry:

Este [problema de los pastores bravucones] es el siguiente problema apremiante que nuestras iglesias deben enfrentar. Durante demasiado tiempo hemos tolerado este tipo de liderazgo que debería descalificar claramente a los pastores según varias normas de Tito 1:7-8. ¿Por qué pensamos que está bien que los pastores abusen de sus miembros y de sus colegas líderes mientras no roben dinero o tengan sexo fuera del matrimonio?

Hansen y Allberry fueron notablemente premonitorios, porque poco tiempo después, Christianity Today escribió una historia sobre cómo el director general de Acts 29, Steve Timmis, fue destituido por «liderazgo abusivo» e «intimidación».  Irónicamente, estas fueron algunas de las mismas preocupaciones que llevaron a la remoción del fundador de Acts 29, Mark Driscoll.

Incluso más recientemente, vemos el problema del comportamiento abusivo en la caída de Jerry Falwell, Jr. Antes de las revelaciones sobre la mala conducta sexual, el reinado de Falwell como presidente de la Universidad Liberty estuvo plagado de preocupaciones sobre el bullying, el comportamiento abusivo y la intimidación.

Abusos de autoridad ocultos en las iglesias

Lamentablemente, los casos de alto perfil como estos son sólo los que escuchamos en las noticias. Detrás de las escenas, hay muchos más casos de abuso espiritual que están sucediendo y de los que nunca oiremos hablar. De hecho, en una reciente conversación con algunos de nuestros consejeros aquí en Reformed Theological Seminary de Charlotte, me sorprendió escuchar cuántos casos de abuso espiritual han visto a lo largo de los años.

Y no es sólo un problema norteamericano. En Premiere Christianity en el Reino Unido, Heather Tomlinson habla de una organización que se creó para ayudar a las víctimas de abuso espiritual. Tras su apertura, «se vieron inundados de cristianos que se ponían en contacto con ellos. Había tanta gente buscando ayuda que tuvieron que cerrar el grupo de apoyo, porque no tenían suficientes recursos para responder a todas las consultas.»

En resumen, el abuso espiritual está más extendido de lo que creemos.

Por supuesto, hay que decir que la gran, gran mayoría de los pastores y líderes son personas piadosas y maravillosas que no abusan de sus ovejas. La mayoría de los pastores pastorean sus rebaños gentil y pacientemente. Pero, eso no significa que podamos ignorar el pequeño (y creciente) número que no lo hace.

No es tan diferente de la forma en que vemos el problema de los oficiales de policía abusivos. Los acontecimientos de 2020 han puesto de manifiesto la realidad de que algunos policías hacen un uso excesivo de la fuerza. Esto no niega el hecho de que la inmensa, inmensa mayoría de los agentes de policía son honorables, amables y valientes.  Pero eso no significa que ignoremos a los que abusan de su cargo.

Los seminarios no tienden a abordan el problema del “abuso de autoridad pastoral”

Y como presidente de un seminario, y como alguien que ha enseñado en un seminario durante casi 20 años, creo que el creciente problema del abuso espiritual es una cuestión importante que los seminarios tienen que abordar. Me he dado cuenta de que nuestro plan de estudios no aborda adecuadamente esta cuestión; y me imagino que lo mismo ocurre en la mayoría de los demás seminarios. Esto significa que estamos enviando al ministerio a personas que no están preparadas para detectar el abuso espiritual ni para tratarlo adecuadamente cuando lo hacen.

Como un pequeño paso en la dirección correcta, estoy lanzando una nueva serie de blogs en los próximos meses sobre este tema vital. Espero que sea un recurso útil para los pastores y líderes cristianos que, como yo, están preocupados por este tema.

Pero hay otra razón por la que creo que el tema del abuso espiritual necesita más atención. No sólo está más extendido de lo que creemos, sino que también es más dañino de lo que pensamos.

Cuando pensamos en los fracasos de liderazgo que realmente dañan a la iglesia, tendemos a pensar en los dos grandes: el sexo y el dinero. Así, la mayor parte de nuestra atención se dedica a asegurar que los pastores no sean sexualmente inmorales o financieramente irresponsables. De hecho, es tan miope el enfoque de la iglesia en estos dos temas que rara vez se destituye a un pastor por cualquier otra cosa.

El abuso de autoridad pastoral es un pecado descalificador

Pero, como exploraremos en un post posterior, la Biblia es clara en cuanto a que los pastores pueden ser incapaces por otra razón: si son bravucones dominantes (Mateo 20:25; 1 Timoteo 3:3; 1 Pedro 5:3). Y hay una razón para ello. Ese comportamiento hiere mucho más profundamente de lo que la mayoría de la gente puede imaginar.

Desafortunadamente, las historias públicas como las anteriores -tan tristes y trágicas como son- nunca pueden comunicar realmente la profundidad del sufrimiento que causa el abuso espiritual. Sólo cuando te sientes frente a una persona real y escuches su historia de dolor y desilusión, llegarás a comprender lo profundo que puede ser el problema.

Y la mayoría de la gente nunca ha hecho esto.

Es tiempo de hacerle frente a los pastores bravucones

Por lo tanto, tenemos la obligación como iglesia, y como líderes cristianos, de prestar más atención a este problema. Aunque todos los defectos de un líder tienen el potencial de dañar al rebaño, hay algo exponencialmente doloroso en el comportamiento de bullying de los pastores. La gente está siendo lastimada por las mismas personas que se supone deben protegerlos y cuidarlos.

Al final de «Un cuento de Navidad», Ralphie ya estaba harto. Una nueva luz se encendió en su interior y se dio cuenta de que el acoso tenía que terminar. Se enfrentó a Scut Farkus, por sí mismo, por su hermano y por todos los niños del barrio.

Tal vez la iglesia debería seguir el ejemplo del pequeño Ralphie. Tenemos que recuperar los requisitos bíblicos para ser pastor/anciano, no por nuestro propio bien, sino por el bien de los rebaños que protegemos.

Artículos sobre temas relacionados, aqui.

Mas artículos del autor, aqui.

Sobre el autor:

Michael J. Kruger, M. Div. Westminster Seminary California, Ph. D. Universidad de Edimburgo. Teólogo, historiador de la Iglesia y profesor principal del Seminario Teológico Reformado. El Dr. Kruger es uno de los eruditos más importantes del mundo en estudios del Nuevo Testamento y del cristianismo primitivo. Es pastor ordenado en la Iglesia Presbiteriana de América, y ha escrito numerosos libros y artículos académicos y ensayos.

Publicado originalmente el 1 de febrero del 2021.

Primero en: https://www.michaeljkruger.com/bully-pulpit-a-new-series-on-the-rising-problem-of-spiritual-abuse-in-the-church/?fbclid=IwAR1NHXj_smVB5llFjBF1f0K8_d4dNGCdpyv7NnHkgxu39mWSPdnTvETHq0I

12 respuestas »

  1. Mis saludos cordiales en el SEÑOR.
    Sí, este tema es desconocido o descuidado por muchos pastores y hasta se llega a tornar normal en varias Iglesias, (Me incluyo, pues descuidaba totalmente este tema). Esperemos en el SEÑOR que con estas publicaciones muchos en la Iglesia sean advertidos de este grave problema de los «pastores matones».
    Justo en relación con el tema, hace pocos días me enteré de un caso así, y fue en una Iglesia con una sólida base doctrinal y reformada, me refiero al ministerio de Cristianismo Bíblico. https://www.cristianismobiblico.com/
    Esto me golpeó mucho, ya que me era muy edificante lo que compartían, y debe ponernos en más alerta, pues ninguna Iglesia está a salvo de caer en este serio problema.
    Dios los Bendiga hermanos.

    Me gusta

  2. Ese caso es una calumnia infundada, los Pastores siempre cuentan con testigos, yo mismo he confesado pecados en los que se me fue mostrada misericordia, no siendo necesaria una disciplina.

    Ambos «testigos» salieron de las iglesias y se deslindaron no sometiéndose a los pastores, en ambos casos hay varios testigos.

    Me gusta

  3. Misael, es muy triste lo que pasó con Cristianismo Bíblico. Es un trágico ejemplo de lo que es descrito en esta serie. Este año salieron más de 80 personas de la iglesia «Comunidad Bíblica de la Gracia”. Hay muchos más de las otras iglesias que salieron (en este mismo año y en años anteriores), hermanos sinceros que presenciaron autoritarismo, mentiras, engaño y manipulación de parte de Miguel Fattel y Héctor Bustamante. Estos dos hombres suelen levantar falsos “testigos” en contra de los que atacan, personas que no presenciaron nada pero mienten diciendo que son «testigos» de los pecados de las víctimas. Muchas veces acusan a sus víctimas de no «someterse» al liderazgo. El que se atreve a cuestionar o criticar al liderazgo es atacado con severidad y calumniado, y en el caso de muchos, expulsado de la iglesia. Algunos que quisieron cambiarse a otros lugares u otras iglesias fueron atacados por “menospreciar” la iglesia del Señor. Se desaprueba que uno salga de estas iglesias…igual que en las sectas. Miguel mismo ha dicho en repetidas ocasiones que «No hay iglesias bíblicas en los Estados Unidos». Curiosamente, al ser exhibidos este año por su comportamiento abusivo buscaron la ayuda de pastores de los Estados Unidos. Ellos imponen «disciplinas» severas, hasta de más de un año en el caso de algunos, hasta que ellos decidan que uno se ha arrepentido lo suficiente. Respecto a Josef en una reunión de miembros consideraron imponerle una disciplina de «7 años». Muchos están extremadamente heridos y traumados por lo que vivieron. Dichos hombres están endurecidos y no cesan de engañar y manipular hasta la fecha, tienen las características de aquellos descritos en las epístolas de Judas y 2 Pedro.

    Me gusta

    • Esto es lo que no dicen algunos de los que salieron:

      Hubo un testimonio de arrepentimiento público, de parte del hermano Miguel Fattel, quien se bajó del ministerio, siguiendo el consejo del concilio (entre ellos, el Ps Samuel Waldron, Ps Sugel Michelen , Ps Eduardo Flores, Ps Salvador Gómez, por mencionar a algunos) que especialmente se hizo para atender este caso. Se pidió perdón desde el púlpito varios hermanos, y además se están recibiendo cursos de Eclesiologia, en todas las Iglesias, para corregir la pésima Eclesiologia que los pastores quienes ordenaron a Miguel y a Héctor Bustamante dejaron antes de abandonar las Iglesias hace 4 años atrás.

      Cualquier duda en el proceso contactenos con confianza.

      Hermano José Rivas.

      Me gusta

  4. Esto es lo que no dice José Rivas:

    -Rivas es precisamente uno de los «falsos testigos» ya mencionados. En repetidas ocasiones él ha afirmado ser «testigo» en contra de Josef Urban y Aaron Block (los que antes pastorearon estas iglesias), pero nunca estuvo presente en ninguno de los tratos con ellos. Eso en sí mismo destruye toda su credibilidad (Proverbios 14:5).

    -En realidad no hubo un «concilio» que personalmente atendió este caso. Un solo pastor ecuatoriano fue enviado por este «concilio» para disque investigar las acusaciones. Dicho pastor nunca quizo escuchar afondo el testimonio de Josef ni tampoco quiso escuchar el testimonio de Aaron (los dos testigos principales en contra de Fattel y Bustamante y los que impusieron manos sobre ellos). Lejos de juzgar imparcialmente y con verdad, este pastor fue hospedado por Fattel, fue ayudado por ellos con sus gastos de viaje e inclusive buscó entrevistar a las víctimas en el mismo café donde Miguel solía abusar de las mismas. Todo fue un desastre. Al final terminó defendiendo a Fattel y Bustamante, solapando sus pecados, inventando falsedades y aun atacando y culpando a todas las víctimas de abuso. Lo que Kruger describe en esta serie (sobre cómo las iglesias encubren los pecados de abusadores) se cumplió casi al pie de la letra.

    -Eso de la «pésima eclesiología» dejada por los pastores originales es un invento. Se necesitaba un chivo expiatorio, por lo que Josef Urban terminó siendo culpado por todo. Y eso que Urban en varias ocasiones a través de los años predicó sobre la eclesiología y aun dio una serie entera sobre la disciplina bíblica. No, el problema nunca fue una falta de conocimiento…siempre fue la maldad de dos lobos rapaces que abusan y se aprovechan del rebaño (y sus seguidores fieles que hacen su trabajo sucio).

    -Miguel Fattel no se ha arrepentido. Quisiera ver evidencia de que le haya pedido perdón a TODAS las víctimas que él ha abusado a través de casi una década…porque hasta la fecha, no lo ha hecho. Que se arrepienta de todas sus calumnias, engaño, manipulación, a todos los que ha gritado airadamente y los que ha «expulsado» pecaminosamente. Que se arrepienta ante todas las pobres almas cuyas vidas ha destruido, a los hermanos que hasta el día de hoy sufren de graves traumas. La realidad es que Miguel Fattel ha negado toda acusación en su contra…pero hubo una acusación que ya no pudo negar porque había evidencia concreta. Ni el pastor ecuatoriano podía encubrirla. Por lo que no le quedaba otra más que bajarse del ministerio, y esto solo para quedar bien con el «concilio», con la esperanza de que en el futuro pudiera «pastorear» otra vez.

    -Puesto que estos dos abusadores (y sus seguidores como José Rivas) no pueden argumentar con la verdad, se esconden detrás de figuras de renombre como Sugel Michelén y Sam Waldron. Ya que carecen de credibilidad, usan la credibilidad de pastores conocidos para justificarse y defenderse de toda acusación en su contra. Esta es una táctica manipuladora estándar, muy frecuentemente usada por abusadores. Pero Dios no será burlado. Un día todo lo oculto será descubierto y el Señor hará justicia. A los que siguen defendiendo a estos lobos, sepan que rendirán cuentas ante un Dios santo. Arrepiéntanse mientras que puedan. ¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!

    Me gusta

    • Lo que me entristece es que no apelen a los testigos que realmente estuvieron presentes, y tengan que usar mi nombre como de falso testigo, para tapar los verdaderos testigos; cuando los únicos que me a puesto de testigo en su contra han sido ustedes quienes quieran que usen la cobarde careta de «abusado», jamás he dicho que fui testigo del trato con ellos, es del conocimiento de todas las iglesias quienes en verdad fueron testigos, fueron más de dos, y yo no soy uno de ellos.

      Y en Cristo está puesta mi confianza, y es Él mi testigo del aprecio que sigo teniendo por Aarón Block, el cual no quedo sin fruto, aún aprecio que no le oculte, si me lees sabes de lo que hablo.

      Insisto cualquier duda, sin máscaras, ni una retórica viciada, estamos para servirles.

      Hermano José Rivas.

      Me gusta

    • Buen día en el SEÑOR,

      Es muy triste y grave todo lo ocurrido con el ministerio de Cristianismo Bíblico por todas las consecuencias negativas y afectaciones que ha traído esta situación a los hermanos y personas que lo seguían. Debido a lo anterior, quisiera preguntarte a ti «Abusado» si todo lo que has escrito esta fundamentado con testimonios directos de personas que fueron testigos de lo que describes y/o tú mismo puedes dar testimonio de lo mismo porque es muy grave esto, saludos.

      Me gusta

  5. Lo que es claro tristemente que su buen nombre queda de alguna forma marcado seria bueno que los involucrados tanto testigos emitieran un comunicado de su situación o algún comité de pastores santos y con buen nombre sobre la resolucion y veracidad de las acusaciones o no,porque Hector y demás involucrados no sólo son escuchado solo en guadalajara sino en todo Internet son vistos y escuchados por muchos hermanos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.