Kruger, Michael

¿Qué es el abuso espiritual?, por Michael Kruger

Este es el segundo articulo en una serie de seis sobre el abuso espiritual. Puede ver aqui el primer articulo titulado: «El púlpito de los matones».

Como he señalado en una entrada anterior, he comenzado una nueva serie de blogs -llamada » Púlpito Matón»- sobre el creciente problema del abuso espiritual en la iglesia. Antes de avanzar demasiado en el camino, tenemos que hacer una pausa y definir exactamente lo que entendemos por abuso espiritual.

Que no es abuso espiritual 

Comencemos por señalar de qué no estamos hablando. En primer lugar, no estamos hablando de ningún tipo de abuso físico, como pegar o golpear a alguien.

En segundo lugar, no estamos hablando de abuso sexual, ya sea que se trate de contacto físico o de conversaciones o solicitudes sexuales inapropiadas.

En tercer lugar, no estamos hablando simplemente de abuso emocional (aunque definitivamente hay alguna coincidencia). El abuso emocional puede ocurrir fuera de un contexto cristiano -como en un matrimonio o en el lugar de trabajo- y no implica necesariamente a las autoridades espirituales/eclesiásticas.

El abuso espiritual, entonces, es cuando un líder espiritual -como un pastor, un anciano, o la cabeza de una organización cristiana- ejerce su posición de autoridad espiritual de tal manera que manipula, domina, intimida a los que están bajo su mando, como un medio para lograr lo que él considera que son objetivos bíblicos y/o espirituales. Exploremos varias características de esta definición.

El abuso espiritual involucra a una persona en una posición de autoridad espiritual

De hecho, los abusadores a menudo tienen múltiples niveles de autoridad. Por ejemplo, si un pastor abusa de un miembro de su personal, entonces está operando desde dos posiciones de autoridad: es el pastor de esa persona y también su jefe. Y si el miembro del personal es una mujer, algunos pastores pueden sentir que tienen una capa extra de autoridad (aunque las mujeres no están llamadas a someterse a todos los hombres sólo porque son hombres).

Johnson y VanVonderen sostienen que «el abuso espiritual puede ocurrir cuando un líder utiliza su posición espiritual para controlar o dominar a otra persona» (20).

Ahora, para ser claros, la Biblia afirma el papel apropiado de las autoridades-en la iglesia y en el mundo. La Biblia no es anti-autoridad, ni trata de extinguir todas esas distinciones. Sin embargo, al mismo tiempo, y debido a la naturaleza caída del hombre, la Biblia advierte repetidamente contra el mal uso de esa autoridad (Mateo 20:25; 1 Tim 3:3; 1 Pe 5:3).

Si un miembro de la iglesia hiciera comentarios despectivos a otro miembro -por ejemplo, «eres una legalista», «no eres muy buena madre», «tienes que perder peso»- podrían seguir siendo muy dolorosos. Pero lo que les falta es el peso de un cargo de autoridad detrás de ellos.

Por el contrario, si tu pastor hace precisamente los mismos comentarios, puede ser aplastante de una manera muy diferente. Puede hacer que una persona dude de lo que Dios piensa de ella (después de todo, ¿no representa este líder a Dios de alguna manera?), puede hacerla temer la pérdida de su trabajo (si está en el personal), y puede hacerla preguntarse si este líder está hablando negativamente de ella a otros miembros de la iglesia.

El abuso espiritual implica métodos pecaminosos para controlar y dominar a otros

Cuando se habla con personas que han estado bajo un liderazgo abusivo, a menudo surgen ciertas palabras: autoritario, manipulador, controlador, mezquino, cruel, vengativo, defensivo e incapaz de aceptar las críticas.

Las cosas no siempre empiezan así. A menudo, este tipo de comportamiento abusivo comienza con un líder que hace bromas crueles a costa de alguien, o tal vez simplemente es hipercrítico con el personal que trabaja bajo su mando. Pero, con el tiempo, puede avanzar a cosas más graves.

Las personas que se encuentran en desacuerdo con un pastor espiritualmente abusivo, a menudo se sentirán aisladas, avergonzadas, condenadas al ostracismo, silenciadas, y se les hará sentir que son insumisos, insubordinados y que socavan el liderazgo dado por Dios a la iglesia.

Por supuesto, hay que señalar que no todo lo que el mundo llamaría «abuso» contaría como abuso. En algunos círculos, si un pastor señala los pecados de una persona, o declara que ciertos comportamientos no son bíblicos, entonces eso cuenta como «abuso». Obviamente, nosotros rechazaríamos tal noción. Por lo tanto, tenemos que reconocer que el término abuso puede ser malinterpretado y manipulado.

Dicho esto, estamos hablando aquí de un comportamiento genuinamente pecaminoso en el que otra persona es dominada por su pastor o líder cristiano, una categoría que la propia Biblia reconoce en lugares como 1 Pedro 5:3 y más allá.

El abuso espiritual se utiliza a menudo para lograr objetivos bíblicos y piadosos

Aquí es donde llegamos a una característica clave del abuso espiritual -al menos como existe dentro de las iglesias evangélicas conservadoras-, a saber, que a menudo se utiliza para lograr objetivos bíblicos.

Si nos preguntamos por qué un pastor podría abusar de las personas que tiene a su cargo, podría haber muchas razones, incluyendo una personalidad narcisista severa. Pero el abuso suele ocurrir porque un pastor está tratando desesperadamente de controlar su situación. Quiere controlar a su personal, controlar la visión, controlar la dirección de la iglesia. Hay que mantener la lealtad a toda costa. No se puede permitir que nada descarrile el ministerio. Y cuando la gente se sale de la línea (lo que tiende a suceder con los seres humanos) entonces él saca el látigo.

De nuevo, Johnson y VanVonderen: «Es posible llegar a estar tan decidido a defender un lugar de autoridad espiritual, una doctrina o una forma de hacer las cosas, que se quiere y se abusa de cualquiera que cuestione, o no esté de acuerdo, o no se ‘comporte’ espiritualmente como uno quiere» (23).

En resumen, el comportamiento abusivo (por extraño que parezca) se utiliza como medio para lograr los buenos objetivos de la iglesia.

El abuso espiritual muchas veces se lleva a cabo en ministerios “bendecidos de sana doctrina”

Por supuesto, es precisamente esta característica la que hace que el abuso espiritual sea tan trágico, y tan difícil de detectar. Los pastores acusados de abuso espiritual muchas veces suelen estar logrando algo útil para el reino: expandir el alcance del evangelio, plantar iglesias, ayudar a los pobres. Sus ministerios parecen bendecidos. Por lo tanto, la gente suele asumir que las acusaciones no pueden ser ciertas.

La tragedia de este escenario, por supuesto, es que cuando se descubre el abuso, la gente suele negarse a creerlo. Permitir tal posibilidad destruirá el ordenado mundo que han construido alrededor de ese líder espiritual. Por lo tanto, el pastor abusivo a menudo puede proporcionar lo que parecen ser «explicaciones» creíbles para todo, mientras que está respaldado por los partidarios que no quieren ver un ministerio exitoso llegar a su fin.

Esta definición en tres partes del abuso espiritual no es exhaustiva, pero es suficiente para ser una base para el resto de la serie en adelante. 

Artículos sobre temas relacionados, aqui.

Mas artículos del autor, aqui. 

Sobre el autor:

Michael J. Kruger, M. Div. Westminster Seminary California, Ph. D. Universidad de Edimburgo. Teólogo, historiador de la Iglesia y profesor principal del Seminario Teológico Reformado. El Dr. Kruger es uno de los eruditos más importantes del mundo en estudios del Nuevo Testamento y del cristianismo primitivo. Es pastor ordenado en la Iglesia Presbiteriana de América, y ha escrito numerosos libros y artículos académicos y ensayos.

Publicado originalmente el 8 de febrero del 2021.

Primer en: https://www.michaeljkruger.com/what-is-spiritual-abuse/

1 respuesta »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.