Carter, Joe

Informe: Ravi Zacharias cometió abusos sexuales

La historia: Un nuevo informe detalla las acusaciones de abuso y mala conducta sexual del difunto apologista evangélico Ravi Zacharias. En la sección “Lo que significa” a continuación, consideramos tres factores que pueden llevar a pastores y líderes ministeriales a caer en tal pecado.

Los antecedentes: El pasado mes de septiembre, Christianity Today publicó una noticia en la que se citaban las acusaciones de tres fuentes anónimas de que Zacharias las había acosado sexualmente en dos spas de los que era copropietario. Ravi Zacharias International Ministries (RZIM) contrató a Miller & Martin PLLC para llevar a cabo una investigación independiente sobre estas acusaciones. RZIM también contrató a Muller Group International, una empresa de investigación privada compuesta por ex agentes de la ley federal, para ayudar en la investigación.

RZIM publicó el jueves el informe de 12 páginas. Estas son algunas de sus principales conclusiones:

  • El alcance de la investigación no se extendió a las finanzas del RZIM, las posibles represalias contra los empleados u otros aspectos de la cultura de la organización. Las conclusiones del informe se “basaron únicamente en conductas de las que, a nuestro juicio, existen pruebas creíbles”. Los investigadores no encontraron pruebas de que alguien dentro de RZIM o en su consejo de administración supiera que Zacharias había incurrido en una conducta sexual inapropiada.
  • Se entrevistó a más de 50 personas, entre ellas más de una docena de masajistas que trataron a Zacharias, que tenía más de 200 contactos de “masajistas” en sus teléfonos. Los investigadores no intentaron encontrar testigos en Asia, donde vivían muchos de estos contactos. Algunos de los que contactaron se negaron a ser entrevistados.
  • Varias masajistas confirmaron los frecuentes esfuerzos de Zacharias, en palabras de una de ellas, por “intentar que les diera algo más que un masaje”. Varios informes procedían de masajistas que no se conocían entre sí y que trataron a Zacharias en contextos diferentes.
  • Al parecer, Zacharias empezaba un masaje completamente desnudo y se quitaba las sábanas durante el mismo. Seis terapistas informaron de que siempre o casi siempre estaba físicamente muy excitado, mientras que cuatro terapistas informaron de que se tocaba a sí mismo, o pedía que le tocaran, de manera sexual. Cinco terapeutas declararon que las tocaba sexualmente.
  • Sólo una testigo dijo que Zacharias mantenía relaciones sexuales: “Esta testigo informó detalles de los muchos encuentros sexuales durante un extendido período de años que ella describió como una violación continua”.
  • Una testigo informó que después de que Zacharias dispusiera que el ministerio a su cargo le proporcionara apoyo financiero, él le exigió sexo a cambio:

Según esta testigo, Zacharias utilizó expresiones religiosas para obtener su conformidad con los actos sexuales, ya que ella fue educada como una persona de fe. Informó de que la hacía orar junto con él para agradecer a Dios la “oportunidad sexual” que ambos recibían. Dijo que Zacharias la llamaba su “recompensa” por vivir una vida de servicio a Dios, y citaba a los “hombres piadosos” de la Biblia con más de una esposa. Ella dijo que él le advirtió fuertemente que nunca hablara en contra de él o sería responsable de los “millones de almas” cuya salvación se perdería si su reputación se viera dañada.

  • Algunas terapistas describen que Zacharias tranquilizaba a las mujeres sometiéndolas a preguntas de sondeo sobre sus antecedentes, incluyendo “las luchas financieras o si venían de antecedentes emocionalmente rotos”.

Por ejemplo, una terapeuta contó que Zacharias dedicó la primera mitad de su primera sesión de masaje a preguntarle por su trayectoria espiritual y sus abusos anteriores. Esto la tranquilizó y le hizo sentir que se preocupaba por ella como persona antes de pedirle que le masajeara los genitales. Otra mujer contó que él le hablaba de los planes profesionales de ella, y de los esfuerzos de Zacharias por mejorar la situación económica de ella mientras él le masajeaba los pechos. Nunca lo denunció porque pensó que “quién me iba a creer” contra un famoso líder cristiano. Algunas masajistas también informaron de que Zacharias les pagaba bien o dejaba grandes propinas y hacía regalos a veces lujosos, como una alfombra persa o una cartera Louis Vuitton con 500 dólares en su interior.

  • Zacharias utilizaba los fondos del ministerio para apoyar a algunas de sus “masajistas” permanentes o de largo tiempo. Una parte muy considerable de los fondos disponibles de RZIM proporcionó dinero a cuatro diferentes masajistas de Zacharias.
  • Una mujer acompañaba a menudo a Zacharias para proporcionarle “tratamientos” durante sus viajes. Cuando un miembro del personal de alto nivel de RZIM expresó su preocupación a Zacharias y le animó a dejar de viajar con su masajista, éste “se puso furioso y apenas le dirigió la palabra a este miembro del personal durante un largo periodo de tiempo.”
  • Zacharias viajaba a menudo solo a Bangkok y a otras partes del sudeste asiático durante un tiempo muy considerable. Era propietario de dos apartamentos privados en Bangkok. Entre 2010 y 2014 pasó un total de 256 días en uno de estos apartamentos privados y solicitó el reembolso económico del alquiler a RZIM por esas estancias. El otro apartamento, en el mismo edificio pero en una planta diferente, albergaba a una de sus masajistas.
  • Zacharias utilizó varios teléfonos y direcciones de correo electrónico a lo largo del tiempo, y tenía al menos dos teléfonos en todo momento. Insistió en permanecer separado de las plataformas de comunicación oficiales de RZIM, y sus teléfonos estaban separados de la cuenta de RZIM. Utilizaba direcciones de correo electrónico privadas en lugar de una cuenta del RZIM, y mientras estaba en la sede del RZIM utilizaba el acceso inalámbrico público en lugar de la red privada virtual del RZIM. Utilizaba plataformas de comunicación cifradas, como BlackBerry Messenger y WhatsApp, de las que no se pueden recuperar los mensajes borrados.
  • En las aplicaciones de notas de sus teléfonos, Zacharias guardaba traducciones de ciertas palabras y frases en tailandés y mandarín. Las frases en tailandés incluían “te echo mucho de menos. Quiero ver tu carita” y “un poco más abajo”. Las frases en mandarín incluían “hazlo más suave, más despacio”; “eres hermosa”; “todavía no es suficiente”; “espero que nuestro amor dure para siempre”; “te amo desde el fondo de mi corazón”; “me gustaría que tengamos un bonito recuerdo juntos”; “la vida es tan maravillosa porque pude conocerte”; “tus labios son extremadamente hermosos”; y “te amo, cariño”.
  • Los teléfonos también contenían amplias comunicaciones con otras muchas mujeres y muchas fotografías de mujeres que no eran su esposa. Por ejemplo, a una masajista de Bangkok le escribió: “Sé más que nunca que te has convertido en el amor de mi vida. Estoy esperando volver a tenerte cerca de mi pecho en mi corazón. Por favor, cuídate, mi ángel. Te quiero y buenas noches desde aquí”. Le dijo que lo mantuviera “como el único en su corazón. Te quiero mi amada xxxxxx”. Esta mujer recibía una considerable suma de dinero de la cuenta reservada de RZIM.
  • Zacharias fue acusado por Thompson, una mujer canadiense, de “participar en conversaciones online sexualmente explícitas”. Según el informe, ella afirmó que él la “preparó” al “ganarse su confianza como guía espiritual, confidente y notable líder cristiano”, tras lo cual ella “le abrió su vida” hasta el punto de que él “ejerció una influencia de control sobre ella como alguien con autoridad espiritual”.
  • Él utilizó esta influencia espiritual, según ella, “para explotar su vulnerabilidad para satisfacer sus propios deseos sexuales”. Aunque nunca tuvieron intimidad física, Thompson alegó que entablaron una relación emocional a través de la comunicación electrónica y que ésta culminó cuando él le pidió insistentemente fotografías de ella, incluyendo fotos de ella desnuda, que ella le envió.
  • Los investigadores no pudieron corroborar las alegaciones de Thompson debido al acuerdo de confidencialidad que firmó en un acuerdo legal con Zacharias. Otros testigos entrevistados para esta investigación relataron muchas conductas similares de Zacharias que coinciden con algunas de las alegaciones de Thompson.
  • Además de las comunicaciones, los teléfonos de Zacharias contenían más de 200 fotografías de mujeres mucho más jóvenes que él -incluidas seis de Thompson- y docenas de fotografías que se hizo a sí mismo. Aunque en la mayoría de las fotos las mujeres estaban vestidas, en algunas estaban al parcialmente desnudas.
  • Antes de su muerte, Zacharias había afirmado: “En mis 45 años de matrimonio con Margie, nunca jamás he tenido ningún tipo de comportamiento inapropiado”. También había afirmado categóricamente que hacía mucho tiempo que tenía por costumbre “no estar nunca a solas con una mujer que no fuera Margie y nuestras hijas.”

La junta directiva internacional de RZIM ha emitido una carta publica sobre la investigación.

Lo que significa: Este horrible informe de los crímenes y pecados de Ravi Zacharias nos lleva inevitablemente a preguntarnos cómo pudo ocurrir esto. ¿Cómo pudo un hombre tan querido y respetado cometer tales actos contra estas mujeres y contra un Dios santo? Creo que fue debido a una peligrosa mezcla de derecho inflado, secretismo injustificado y gracia barata.

En primer lugar, la exposición de Zacarías y otros ministros conocidos similares puede llevarnos a la falsa suposición de que el problema es el “cristianismo de las celebridades”. Si bien es cierto que la celebridad conlleva peligros, no conduce automáticamente al abuso. Lo que el renombre puede hacer, sin embargo, es inflamar el sentido de los derechos de una persona.

  • La iglesia debe numerosos beneficios a sus líderes, como la compensación económica (1 Tim. 5:17-18), la obediencia y la sumisión (Heb. 13:17), e incluso el beneficio de la duda frente a las acusaciones (1 Tim. 5:19). Pero la deferencia y el respeto que conlleva el cargo pueden llevar a algunos a pensar que merecen esa deferencia por lo que son, y no por la función que desempeñan.
  • Empiezan a pensar que los sacrificios que hacen por el trabajo deben ser compensados haciendo concesiones por su comportamiento-incluyendo el comportamiento pecaminoso-porque son “Grandes Hombres”. Empiezan a desarrollar un sentido de que sus grandes logros para el reino les da derecho a los botines que se deben a todos esos Grandes Hombres.
  • Es esta mentalidad de Gran Hombre, y no la celebridad (que muchos líderes en desgracia no tienen), la que tiende a conducir a su caída.

En segundo lugar, el Gran Hombre cree que su capacidad o sus logros le eximen de las convenciones y restricciones de la gente común. Pero como sus feligreses, seguidores y admiradores no les entienden, reconocen que su comportamiento -aunque esté justificado por su condición de Gran Hombre- debe mantenerse al margen del escrutinio público. Y así pervierten su función convirtiéndose en “guardianes de los secretos”.

  • Dado que no toda la información debe hacerse pública, los líderes ministeriales a menudo deben mantener la confidencialidad de personas u organizaciones. Se nos confía la tarea de evitar que los secretos que se nos cuentan en las sesiones de asesoramiento o en las reuniones de trabajo salgan a la luz de una manera que no sea útil para aquellos a los que servimos. Pero esta justificada necesidad de confidencialidad puede conducir a hábitos clandestinos -una disposición a ser astuto y sigiloso y a hacer las cosas a escondidas.
  • La necesidad de mantener la confianza de los demás se convierte en una necesidad egoísta de mantener las acciones del Gran Hombre fuera de la vista del público. Un privilegio exagerado alimenta la necesidad de ser disimulado. Al fin y al cabo, si se espera que guarden los secretos de los de abajo, ¿por qué no va a tener secretos un Gran Hombre?

En tercer lugar, la base de estos dos defectos es una gracia barata. Como dijo Dietrich Bonhoeffer:

  • “La gracia barata es la predicación del perdón sin exigir el arrepentimiento, el bautismo sin la disciplina de la iglesia, la comunión sin la confesión, la absolución sin la confesión personal. La gracia barata es la gracia sin el discipulado, la gracia sin la cruz, la gracia sin Jesucristo, vivo y encarnado.”
  • La negación de la gracia barata en nuestras palabras y la aceptación de la gracia barata en nuestras acciones es uno de los aspectos más característicos del cristianismo estadounidense.
  • Al igual que otros líderes en desgracia, Zacarías sabía que “los ojos de Jehová están en todo lugar, vigilando al malo y al bueno” (Prov. 15:3), Estos Grandes Hombres saben que Dios está vigilando, pero también saben que es clemente y misericordioso. Confían en Jesús como un maquiavélico benévolo: como el fin justifica los medios, mientras hagan el bien, Dios pasará por alto sus pecados.
  • La gracia barata es la razón por la que permitimos que tales líderes no sólo se salgan con la suya en sus pecados, sino que los justifiquen. Citamos sus logros y decimos: “Pero si se reconocieran sus pecados, ¿habría ocurrido esto tan bueno?”. Sabemos que hicieron el mal, pero miramos lo que lograron para los propósitos de Dios.

Tal vez nos resulte más fácil justificar este tipo de comportamiento cuando no somos nosotros los que estamos siendo abusados, molestados o violados.

Para los pastores y otros líderes del ministerio, la lección de Zacarías no es que “los hombres así” son propensos a cometer crímenes horribles y fracasos morales. La lección es que si queremos llegar a ser Grandes Hombres que hagan grandes y poderosas obras para el reino, somos tan vulnerables a tal pecado como cualquier celebridad.

Mas articulo del tema, aqui.

Otros artículos del autor, aqui.

Sobre el autor:

cater-joe-1

Joe Carter es el Editor Principal del Instituto Acton. Sirve también escribiendo articulo para ‘The Gospel Coalition’. También como encargado especialista para la comisión de Etica y Libertad Religiosas de la Convencion Bautista de Sur. Carter también es profesor de periodismo en Patrick Henry College. Ha trabajado también como editor de varios libros y artículos sobre Etica y asuntos actuales.

Publicado originalmente el 12 de Febrero del 2021. Fuente: https://www.thegospelcoalition.org/article/minari-searching-for-a-garden/

5 replies »

  1. Es lamentable que un hombre que influenció la vida de tantas personas, la mía por ejemplo, haya cometido tales hechos. No puedo disculpar ni justificar sus acciones. El pecado es pecado no importa quien lo cometa ni que tan alto esté en la escala de liderazgo. Sin embargo, mi fe en Dios no a perdido un ápice de su esencia. Los hombres pueden fallar, como lo hizo Abraham, Jacob, Sansón, Gedeón, David, Salomón, Jonás, Pedro, y una larga lista de hombres y mujeres de la historia de la Iglesia. Los hombres y las mujeres somos proclives al error, el engaño, la maldad, el egoísmo, en fin, el pecado en todas sus formas y matices. ¿Qué podemos aprender de esto? Primero, el hombre falla pero Dios no. Segundo, nuestra fragilidad es más evidente de lo que pensamos. Tercero, es nuestro deber como creyentes denunciar cualquier desvió en la conducta de aquellos con los que trabajamos en la obra. El amor no es hacerse de la vista larga ante lo inapropiado e indecoroso. El verdadero amor llama a dar cuentas y procura resguardar ante todo la santidad de Dios no el bienhestar del hombre. Me resulta inaceptable la expresión, esgrimida por algunos, y totalmente fuera de contexto, de que “no podemos juzgar al ungido de Jehová”. Como si aún vivieramos bajo el antiguo pacto. Finalmente, no podemos, como hacen algunos, regocijarnos al ver expuesto el.pecado de estos líderes. Debemos orar por sus familiares, sus ayudantes y compañeros de ministerio, la gente que trabajaba a su alrededor y las miles de personas que recibieron su influencia. Hoy, ellos necesitan el poder de esa gracia que se revela en medio de la más profunda oscuridad de la debilidad humana…

    Me gusta

  2. Lamentable su comportamiento en todos los aspectos. Bankog – Thailandia es un centro de prostitution terrible.! Cuanto abuso de los “Grandes Hombres” supuestamente De Dios.!

    Me gusta

  3. Me duele mucho descubrir que un hombre tan usado en las multitudes, haya actuado de esta forma y haya hecho tanto daño a otros. Era demasiado inteligente para actuar con tanta astucia. Que dolor para todos sus familiares y compañeros de ministerio. El carcter misericordioso de Dios los alcance.

    Me gusta

  4. Una doble vida, que pensamos que “nunca” será descubierta. Pero Dios trae a la luz el pecado del hombre.
    Me ha dado mucha tristeza, pues me gustaban sus mensajes. Pero una vez más, tengamos nuestros ojos y corazón puestos en Cristo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .