Expositor: Daniel Calle. Serie: 1 Juan. Sermon N: 04 – Texto: 1 Juan 1:8-10

Para ver el video del sermon completo, ver aquí. 

“Comunión con el Dios Santo”

La enseñanza correcta acerca de la naturaleza del pecado marcará la línea divisoria entre un verdadero cristiano y un profesante falso.  La seriedad del pecado en su vida, necesita ser reconocida por el creyente para que pueda tener comunión con Dios y con su pueblo.  No podemos minimizar, ni justificar, ni excusar, ni esconder nuestro pecado, como los herejes en la época de Juan estaban haciendo.  Más bien, la respuesta natural del cristiano es el arrepentimiento, la contrición de espíritu, la humillación y la confesión de corazón.  La frase tan popular de nuestros días: “No tengo nada de qué arrepentirme”, nunca debe escucharse de los labios de un genuino seguidor del Señor Jesucristo.

En esta sección Juan presenta tres declaraciones erróneas acerca del pecado.  Todas empiezan de la misma manera en los vv. 6, 8 y 10: “Si decimos que…”  La primera en 6-7 nos muestra que una fe genuina produce una vida santa (mensaje anterior).   La segunda y tercera declaración son similares y nos enseñan que el cristiano verdadero debe admitir y confesar que todavía sigue pecando y que necesita de limpieza diaria por medio de la sangre de Jesucristo.

Para tener comunión con nuestro Padre infinitamente Santo, en primer lugar,

  1. Reconoce tu pecaminosidad (vv. 8, 10)
    1. El ser humano es totalmente depravado
    2. Los que niegan su pecado, se engañan a sí mismos.
  1. En segundo lugar, Confiesa tu pecado a Dios (v. 9)
    1. La vida cristiana es una de continuo arrepentimiento
    2. La base de nuestro perdón no es nuestra confesión, sino el carácter de Dios

Es porque somos nuevas criaturas que reconocemos el pecado remanente en nosotros y confesamos nuestras maldades a Dios para vivir en santidad.  Esa es la marca de un verdadero hijo de Dios.

Mas sermones de la serie “1 Juan”, ver aqui.

Mas sermones del autor, ver aqui.

Sobre el expositor:

IMG_20171005_093448Daniel Calle es originario de Lima, Perú.  Conoció al Señor Jesucristo a los 16 años.  Se graduó como Bachiller en Estudios Pastorales en el Seminario Teológico Bautista de Lima en el 2007. Ha realizado también estudios de Arqueología (BA), en una Universidad Pontifica Católica del Peru (PUCP). Asimismo es graduado del Global Proclamation Academy (GPA 2006), programa de predicación expositiva del Dallas Theological Seminary, dirigido por el Dr. Ramesh Richard.  Ha participado como delegado en el Tercer Congreso de Evangelización Mundial en Ciudad del Cabo, Sudáfrica 2010 y como uno de varios predicadores en el G-Pro Congress en Tailandia 2016, encabezando la delegación de Perú. Daniel ha servido como pastor asociado en la Iglesia Vida Nueva de Rinconada – Lima, Peru (2004-2008) y actualmente es el pastor titular de la Iglesia bautista La Capilla de la Roca, en Lima, Peru.  Además de ello es profesor de Homilética y varios cursos de doctrina en el Seminario Teológico Bautista de Lima. Su pasión es predicar de forma expositiva la Palabra de Dios en su iglesia y capacitar a pastores y líderes en esta tarea esencial. El pastor Daniel está casado con Paola, con la cual tiene 3 hijos: Daniel Andrés, Esteban y la pequeña Gracia.